¿Qué papel?

Son tres las funciones públicas que desempeña el Consorzio Tutela Aceto Balsamico di Modena, en colaboración con el MIPAAF (Ministeri de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales): defensa, tutela y promoción del producto.

Vigilancia

La actividad de control comercial, que afecta principalmente al correcto etiquetado y presentación del producto, es llevada a cabo por el Consorcio mismo: se ocupan de ello los vigilantes con la calificación de agentes de seguridad pública.
Con el Consorcio colaboran las fuerzas del orden público competentes en la materia: ICQRF (Instituto Control de Calidad y Represión de Fraudes), NAC (Núcleos Antifraude Carabinieri), NAF (Núcleo Agroalimentario y Forestal).

Control y certificación

Para la comprobación de la conformidad del producto al pliego de condiciones, el Consorcio colabora con un organismo de control autorizado independiente. Actualmente la entidad, encargada directamente por el MIPAAF (Ministeri de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales), es CSQA Certificazioni.

Promoción

El Consorcio de Protección tiene también la tarea de favorecer el conocimiento del Vinagre Balsámico de Módena (Aceto Balsamico di Modena) y difundir su cultura, dialogando directamente con los consumidores finales y con los medios de comunicación.
Para este fin, y con el objetivo de proteger el producto, en especial en los mercados más lejanos, el Consorcio de Protección se adhiere a organismos italianos e internacionales, como AICIG (Asociación Italiana Consorcios Indicaciones Geográficas) y OriGIn (Organization for a International Geographical Indications Network).